Relatos con cadenas

De los cinco años que llevo trabajando en Save the Children, sin duda éstos son los relatos más tristes que he tenido que preparar. Relatos con cadenas, con violencia y sin libertad. Relatos desde Siria.

La que escribe es Nur, tiene 9 años y hace unos meses logró huir de Siria.

No juego. ¿Por qué? Porque ya no soy pequeña. Voy al baño, me ducho y duermo. Eso es todo. En Siria era feliz, solía jugar al fútbol y a otros juegos. Después empezó la violencia y empezaron a hacernos sufrir. No había nada que no usaran para hacernos daño. Primero usaron tanques, después fueron más lejos aún y comenzaron con ataques aéreos, bombardeos, misiles y todas las armas que puedas imaginar.

Nos mataron.

Hoy no queda nada en mi pueblo, y la mayoría de la gente se ha ido. Estaba aterrada. Solíamos escondernos en refugios junto con mis primos, vecinos, tíos y conocidos.

Me gustaba esconderme.

Esconderse es mejor que morir. El campo es mejor que estar en Siria, allí nos disparan mientras que aquí no hay disparos ni bombardeos. Quiero que esto termine y podamos volver, y jugar de nuevo con mis amigos.

Anuncios

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s