Era una tarde con aire la de ayer

Era una tarde con aire la de ayer. Cayeron algunas ramas, volaron algunas broncas y a un niño se le perdieron dos hojas tamaño cuartilla de su cuaderno de tareas.

En una hoja había un dictado y en la otra un ratón dibujado.

Hubo mucha tarde en el aire de ayer. Se perdieron dos dictados tamaño de rama y un ratón de dibujo empezaba una nueva vida sin cuaderno de broncas.

Nunca se sabe hacia donde soplará el aire.

Anuncios

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s